viernes, 25 de marzo de 2011

En otras manos

 


Todavía algunos ojos,
todavía algunos brazos,
todavía algunas vidas,
sin retorno a su lugar.

Todavía algún silencio,
todavía ese dolor
todavía la mentira.
Sin poderse encontrar.

Todavía en otras manos,
todavía no sabés.
Todavía se te espera,
se te sueña, se te cree.

Todavía esas viejitas,
treinta y cinco años después.
Todavía están buscando
cuatrocientos nietos más.



Cada veinticuatro de marzo en este bendito país se conmemora en día de la Memoria.
Con la última dictadura militar, además de treinta mil detenidos desaparecidos y seiscientos cincuenta muertos en la guerra de Malvinas, unos quinientos niños perdieron su identidad producto de la apropiación ilegítima por parte de los dictadores. Fueron robados no solo de los brazos o los vientres de sus madres, sino también de su propia historia y la de toda sus familia.
Al día de hoy, se han encontrado ciento dos. Todavía se espera encontrar a los otros cuantrocientos.

  

                Los que quieran


Se buscan tus ojos marrones de almendro
tus ojitos verdes tus ojitos negros
se busca la gracia que quiebre el secreto
se busca en la nieve el calor de un lucero

se buscan olores, bostezos y risas
mentones espaldas montones de brisas
se busca llenar un lugar que está hueco
se busca tocar lo que se ama en silencio

se ofrece madera a quién pudiera
y que quieran los que quieran

se buscan tus brazos tus fardos de huesos
la misma mirada los mismos consuelos
se busca quien vista el vestido de ella
se busca quién calce perfecto en la huella

se buscan tus dientes ay si vos supieras
qué lindo reía qué lindo que era
se busca la idea del mundo de él
se busca la fuerza que debés tener



7 comentarios:

Gabriela dijo...

Porque la palabra siempre acompaña la lucha,la búsqueda de justicia, siempre aca!

Leovi dijo...

Preciosos poemas. Siempre he sentido gran admiración por la lucha inagotable de Las madres de Mayo, un gran ejemplo para la humanidad. Saludos.

Rosa dijo...

No hay que olvidar!!

Los fascistas de por aquí cuando se habla de temas parecidos, de la dictadura franquista y de los miles de asesinados y tirados en cunetas, dicen que removemos la mierda. Panda de cabrones.

Besitos y fuerza!!

la MaLquEridA dijo...

No dejen de buscar, no dejen que esos niños les arrebaten su orgullo, su familia, su historia que ya les han robado.

Que su sufrimiento sirva de algo.

fausto Salinas dijo...

Es muy conmovedor jose tu causa.
Aún hay tiempo.
aún se puede cicatrizar
un fuerte abrazo!

Elena Martín Melero dijo...

qué triste que sucedan semejantes cosas...no imagino una pérdida más dolorosa que esa.
la canción es preciosa, cuánto sentimiento...
saludos Pepe

Romek Dubczek dijo...

Qué fuerte eso de los niños. Estoy seguro de que en otros países como en Africa se dan esos casos todos los días. Este mundo está gobernado por psicópatas.
un abrazo,
Romek