jueves, 9 de septiembre de 2010

Toda una vida




Veo, ahí se pierde la huella, ya.
Veo distancia, proximidad…
Veo en tus ojos, ya no me ven.
Veo, te abrazo y no tengo piel.


Como un cuadro que envejeció,
como agua que siempre va.
Como tan lejos y siempre acá.

Toda una vida, vos qué verás?


Ahí una curva, no me ves más.
Ahí te busco, sin encontrar.
Ahí una noche que se hizo sol.
Ahí nos vemos y es todo igual.

Como una especie que se adaptó.
Como un refugio que siempre está.
Como tan cerca y tan ajeno…

Toda una vida, qué verás hoy?



Como te voy explicar todas las vueltas que ya di…. (?)
Y ahora me toca entender que quizás no estás en mí.
Como puedo desde mí darle lumbre a tu ceguera… (?)

Si me buscas aquí estoy, en la búsqueda tal vez.

3 comentarios:

Ŧirєηzє ✿ܓ dijo...

nadie se ilumina con lumbre ajena...
todos necesitamos nuestra propia luz...
tu luz es tuya.y solo alumbrara a quienes sepan mirarla...
quiero decir que no la desperdicies intentando iluminar a quien quiere permanecer a oscuras.....

pero lo que realmente yo queria decir...es que me ha eclipsado el tema "MAnos de barro"...
buenisimo...
gracias por compartir...
saludos..¡¡¡¡
:-)

Rosa dijo...

Que triste cuando uno busca sin encontrar, verdad?, pero no cuando busca en lugares desconocidos sino en los ya recorridos mil y una vez.

Un besote.

NV BALLESTEROS dijo...

Sabemos que en este mundo nada es casualidad...buscando una palabra cai lentamente entre las rendijas de las tuyas me deslice por ellas en una danza suave, vehemente, acariciando los rincones, soñando, caminando entre dos mundos....

Besos

Nina